Hemorroides

hemorroide-foto-150x142
Las hemorroides o “almorranas” son uno de los procesos anales más frecuentes, son debidas al aumento de tamaño y desplazamiento con la defecación de las almohadillas vasculares que cierran el ano juntos a los esfínteres evitando perdidas.
Son una patología benigna, no deben confundirse con cáncer “las hemorroides no se malignizan”.

 

Pueden ser hemorroides internas o externas.

 

a) Hemorroides Internas (dentro del ano). Están dentro del ano cubiertas de mucosa. Sangran con la deposición y pueden prolapsarse a través del ano. No son dolorosas salvo si se produce una trombosis hemorroidal.

 

Se clasifican en 4 grados:
Grado I: Hemorroides están dentro del ano.
Grado II: Salen con la deposición y se introducen solas.
Grado III: Salen y hay que reintroducirlas manualmente.
Grado IV: Salen y no se pueden reducir.

 

b) Hemorroides externas (fuera del ano): Son colgajos de piel alrededor del ano y con frecuencia acompañan a las hemorroides internas u otros procesos como la fisura anal. Las hemorroides externas no sangran y pueden producir sensación de pesadez y dolor anal cuando se trombosan.

 

Captura-de-pantalla-2015-03-02-a-las-18.31.40

Tratamiento hemorroides

 

Higiene local.
Evitar en lo posible el papel higienico.
Evitar el estreñimiento y diarrea con una dieta saludable rica en fibras.
Cremas preferentemente sin corticoides , uso esporádico no prolongado.
No tomar laxantes.
Evitar sedentarismo y sobrepeso.
En brotes agudo: Venotónicos y baños de asiento con agua tibia.

 

 

Tratamiento hemorroides en consulta:

 

 – Esclerosis hemorroidal: Mediante la inyección de sustancias esclerosantes, que produce una inflamación local y posterior cicatriz que fija la mucosa anal a la pared.

– Ligadura con banda elástica (banding): Consiste en la colocación de un pequeño aro de goma en la base de la hemorroide que comprimen el vaso que la alimenta, produciendo trassu desprendimiento una cicatriz que fija ésta a la pared.

banding

Fotocoagulación hemorroidal con infrarrojos (IR) :

Para las hemorroides internas sintomáticas, especialmente grado I y II; es una técnica sencilla, bien tolerada por el paciente.

Se utiliza un equipamiento especial: el Infrared Coagulator, que es una fuente de energía consistente en una lámpara de tungsteno que genera el rayo infrarrojo. La  energía irradiada actúa sobre la mucosa, evitando que se adhiera con sangre y a los tejidos.

Se realiza en forma ambulatoria sin anestesia; Se coagula uno o varios paquetes por sesión, realizando 5 a 7 disparos por paquete.

coprocto6

 

Tratamiento Quirúrgico Hemorroides

 

Solo tienen indicación las hemorroides sintomáticas que el tratamiento médico no les resuelve el problema y alteran la calidad de vida del paciente por: anemia crónica, sangrado , dolor o picor persistente y estética.

– Hemorroidectomía (Milligan-Morgan): consiste en extirparlas y dejar las heridas abiertas para curas sucesivas hasta que cicatricen. La exéresis de las hemorroides con láser no ofrece ninguna ventaja , encarece el tratamiento y contrariamente a la creencia popular, no es menos dolorosa que otras técnicas.

– Hemorroidectomia con selladores de vasos: Similar a la previa , pero más rápida, menor perdida de sangre y menos molestias.

– Anopexia circular (técnica de Longo) que corta y grapa circunferencialmente la mucosa anal a nivel hemorroidal , a mostrado una menor necesidad de analgesicos contra el dolor en el
postoperatorio, si bien están descritos en la literatura algunos casos de complicaciones graves y dolor intenso.

Ligadura de la arteria hemorroidal con Doppler (THD- Transanal hemorroidaldearterialización): Técnica miniinvasiva propuesta recientemente que consiste en detectar y suturar (ligar) la arteria hemorroidal mediante el uso de un doppler (medición de flujo sanguíneo) situado en la cara lateral de un anuscopio , disminuyendo el flujo sanguíneo que llega a las hemorroides detectado por doppler, sin extirpar las almohadillas hemorroidales y recolocando estas en su sitio primitivo mediante una pexia o fijación con lo cual pueden seguir ejerciendo su función en la continencia fecal.
Esta técnica es ventajosa respecto a la extirpación quirúrgica (altamente dolorosa) si se tiene en cuenta el ahorro en ingresos, escasa terapia farmacológica que requiere, y el mínimo dolor postoperatorio en la mayoría de los casos, la ausencia de curas , así como la rápida rehabilitación y vuelta a las actividades cotidianas del paciente.

 

 

 

NUEVAS TÉCNICAS PARA HEMORROIDES:

Ligadura de la arteria hemorroidal con Doppler (THD- Transanal hemorroidaldearterialización):

Técnica miniinvasiva propuesta recientemente que consiste en detectar y suturar (ligar) la arteria hemorroidal mediante el uso de un doppler (medición de flujo sanguíneo) situado en la cara lateral de un anuscopio , disminuyendo el flujo sanguíneo que llega a las hemorroides detectado por doppler, sin extirpar las almohadillas hemorroidales y recolocando estas en su sitio primitivo mediante una pexia o fijación con lo cual pueden seguir ejerciendo su función en la continencia fecal.

Esta técnica es ventajosa respecto a la extirpación quirúrgica (altamente dolorosa) si se tiene en cuenta el ahorro en ingresos, escasa terapia farmacológica que requiere, y el mínimo dolor postoperatorio en la mayoría de los casos, la ausencia de curas , así como la rápida rehabilitación y vuelta a las actividades cotidianas del paciente.

 

THd-e1425318740919

 – Ablación hemorroidal con radiofrecuencia (RF) :

La ablación por radiofrecuencia de las hemorroides  es un tratamiento rápido, produce dolor leve , seguro y eficaz, con gran resultado en el seguimiento a corto plazo. Además, el manejo ambulatorio con escasos cuidados y dolor postoperatorios  pueden hacerlo superior al tratamiento convencional; esclerosis o ligadura con banda elástica.

coprocto8

 

maquina

coprocto10coprocto11

 

– Láser hemorroidoplastia (LHP®) :

La utilización del láser para la hemorroidoplastia produce menor dolor y la recuperación en comparación con el procedimiento quirúrgico convencional para hemorroides de segundo y tercer grado. Se realiza bajo anestesia local o general.

La emisión láser homogénea de la fibra LHP® requerida para este procedimiento produce: una reducción del tejido en el pedículo hemorroidal , obliteración de las arterias que irrigan el pedículo hemorroidal , con preservación del músculo esfinteriano y de la pared del canal anal y de la mucosa , progresando hacia una restauración de la estructura anatómica natural.

La curación es excelente porque, a diferencia de las cirugías convencionales, no hay incisiones ni puntos de sutura. El acceso a la hemorroide se logra mediante la entrada a través de anuscopia. Como resultado, el paciente experimenta menos dolor postoperatorio y puede volver a actividades normales dentro de un espacio de tiempo más corto.

 

Sin incisiones

Sin extirpar tejido

Sin heridas abiertas.

Sin curas postoperatorias

Sin-ttulo-1

maquiina2